La sexualidad de Blancanieves

Kristen Stewart

 

“Solamente en la edad adulta podemos obtener una comprensión inteligente del sentido de la propia existencia en este mundo a partir de nuestra experiencia en él”

Bruno Bettelheim, Psicoanálisis de los cuentos de hadas

 

“Espejito, espejito, ¿quién es la más bella de todo el reino?”, la segunda vez que la malvada madrastra hace esta pregunta obtiene la respuesta que temía escuchar: “Este día se ha convertido en mujer la que ahora es la más bella”. Es Blancanieves, su hijastra, a quien deseó condenar al olvido, quien ha comenzado a menstruar, intentará dejar la infancia atrás pues ahora es una mujer.

Blancanieves y el cazador es la película que presenta a Kristen Stewart como una princesa en desgracia, esta reinterpretación está tomada del cuento de los hermanos Grimm, aunque el relato ya existía mucho tiempo antes como una tradición oral en todo el continente europeo.

El psicoanalista Bruno Bettelheim propone en su célebre libro Psicoanálisis de los cuentos de hadas cómo es que estas historias ayudan a un niño o niña a superar las etapas del desarrollo psíquico.

El psicoanálisis siempre ha defendido la sexualidad infantil, no niega su existencia, y sobre esta premisa interpreta las historias clásicas como Blancanieves, todavía relevantes, tanto que Hollywood sigue echando mano de ellas para lucrar, entretener y liberar a las audiencias de sus deseos más profundos, aunque este punto siempre esté bajo la superficie.

Blancanieves es un caso edípido, narcista y netamente sexual. El nombre de Blancanieves nace de dos gotas de sangre que caen sobre la nieve, justo el inicio del film de Stewart, es decir, el contraste entre lo cálido/frío y la inocencia/madurez. También es una alusión a la menstruación y la ruptura del himen, el inicio de una nueva etapa en la vida femenina.

No importa que el padre de la princesa muera al inicio de la historia, el amor de Blancanieves por él rivaliza, de forma inconsciente, con el de su nueva esposa, la madrastra, es lo que se llama complejo de Edipo.

 Charlize TheronCharlize Theron

Charlize Theron es la madrastra, aquella mujer que envidia la belleza de su hija -aunque biológicamente no lo es, representa esa figura- varada en el narcisismo, enamorada de su reflejo, celosa de la belleza y juventud de Blancanieves. ¿Cuántas madres hay que odian a sus hijas y las imitan? ¿Cuántas mujeres hay negadas a envejecer y con apariencia de jovencitas? Este tipo de pulsiones, el odio que siente Blancanieves porque ella ostentó el amor de su padre, son las que libera el cuento de Blancanieves.

En la película, cuando Kristen Stewart se escapa al bosque encantado es una proyección de sus miedos internos, esta vez con elementos mágicos; el cazador, enviado por la reina, en lugar de matarla la protege, representa lo que Blancanieves necesita para sobrevivir: la fuerza, el impuso, el arrojo, la atracción de un padre incondicional.

 Chris Hemsworth 

La elección de Chris Hemsworth es, quizá, el mejor punto de Blancanieves y el cazador, pues sí encarna los atributos masculinos de un progenitor, la figura de la que la protagonista habrá de enamorarse.

Los cuentos de hadas no edulcoran, como la mayoría de las películas, los sentimientos: Blancanieves también es sumamente vanidosa y cae en las trampas de la reina Ravenna, Theron, cuando esta se transforma en el príncipe que halaga su belleza.

Blancanieves y el cazador elimina varios de los elementos clásicos de la historia -el príncipe no es relevante, tampoco los enanos- pero conserva la fuerza que libera de los miedos, crecer de forma psíquica es un camino de temores, como el bosque, al que debe enfrentarse para superar sus complejos pues Blancanieves ya no es una niña, para madurar tendrá que encontrar la fuerza para luchar contra la madrastra, un personaje condenado porque no evolucionó, se quedó estancado en la fase narcisista, terriblemente infantil. 

Kristen Stewart, Chris Hemsworth

 

carlos rodríguez / esmas cine   

CONOCE LAS MEJORES IMÁGENES DE BLANCANIEVES Y EL CAZADOR 

Las cintas más taquilleras del verano

Víctor Tolosa

 

No hay duda que el verano es el más esperado para el cine de Hollywood. Y es que es cuando las distribuidoras aprovechan para sacar sus mejores producciones, las más costosas, las más taquilleras, y por supuesto y gracias a la publicidad que hacen con mucha anticipación, se convierten en las más esperadas en casi todo el mundo.

Este año no podía pasar en blanco y las que más han jugado por tener la taquilla más millonarias han sido dos: The Avengers y Men in Black 3. Todos esperábamos el estreno de estas cintas y como estaba proyectado lograron su objetivo, llenaron los cines de muchas partes del mundo, por lo menos de las ciudades más importantes.

Sigue leyendo

El escándalo en los famosos

Ricardo Escobar

 

 

Aunque muchas veces el escándalo en el medio artístico ayuda para niveles de popularidad, definitivamente el escándalo deteriora la imagen de quien lo porta.

Una cosa es el prestigio y otra muy distinta la popularidad. El prestigio se construye con años de trabajo, con hechos palpables, con una carrera construida a base de logros y limpia.

Sigue leyendo

Don Vicente, bravo en Amor Bravío

Dioni González

 

En esta ocasión quiero compartirles la buena experiencia que viví esta semana, creo que es bueno saber qué hay detrás de lo que vemos en las telenovelas.

Viajé al Estado de México, justo a la hacienda donde se graba Amor Bravío. De entrada, qué lugar tan bonito se ve en pantalla, pero estar ahí, sentir la energía, verlo en vivo y en directo, el aroma, el ambiente es otra cosa, y miren que luce en televisión.

Sigue leyendo

Los Vengadores el éxito del verano

Víctor Tolosa

 

No cabe duda que The Avengers (Los Vengadores) se ha colocado como la mejor película y la más taquillera del año y del verano.

Tenía más de dos semanas que quería ir a verla, ya que todo el mundo hablaba de ella hasta que finalmente el pasado fin de semana conseguí boleto para la última función del sábado y por supuesto en tercera dimensión.

Sigue leyendo

Kristen Stewart, frágil y tímida en su paso por México

Kristen Stewart

“Tengo un día más para estar en México, Kristen Stewart tiene que irse hoy, por motivos de seguridad, es imposible que salga a la calle porque todos la reconocen”, dijo el actor británico Sam Claflin, uno de los coprotagonistas de Stewart en Blancanieves y el cazador, fim motivo de su visita a la ciudad de México.

Kristen Stewart no es, por estos días, cualquier estrella, es la actriz que más dinero ganó entre mayo del 2011 y mayo del 2012, 34 mdd según la revista Forbes, algo que contradice el atuendo que porta en un encuentro con un selecto grupo de reporteros: tenis Vans negros y desgastados, una playera blanca sin mangas y un pantalón decolorado con el dobladillo subido, tiene varios anillos en las manos, pero nada que llame especialmente la atención. 

Si algo impresiona de Stewart es su timidez o temor hacia la gente, no es que sea “Bella”, la protagonista de Crepúsculo, pero las similitudes son grandes: una chica de pocas palabras aunque decidida: “es muy importante no fabricar una personalidad por temor a defraudar a alguien, si pierdo algún admirador cuando hago algo nuevo es porque ya no se identifica conmigo, prefiero no mentir con lo que hago, simplemente seguir mis instintos”, expresa contundente, parece que dicha pregunta ya se la había formulado.

Cuando saluda simplemente dice “Hola” en voz baja, levanta un poco el labio y desvía la mirada, tiene una botella de agua en el piso, no toma ni un sorbo delante de los reporteros, luce fresca y con el cabello hacia un lado de la cabeza, un poco alborotado.

“No soy muy apegada a los objetos, pero no puedo viajar sin mi teléfono y un suéter que tengo desde la escuela, una vez casi lo pierdo y me espanté mucho; a los lugares donde voy siempre me acompaña mi equipo, me gusta sentirme protegida”, acepta, sin prepotencia y con la característica de que nadie, ni un representante o asistente, se queda en la habitación, sólo la persona encargada de la distribución de la cinta en México, es decir, que, al parecer, nadie controla lo que dice, algo distinto a Taylor Lautner -cuando estuvo en México el famoso “Jacob”, habló con la prensa mexicana pero en todo momento aleccionado por su equipo.

Stewart, cuya fama y belleza resultan un impedimento para que sea tomada en serio, es un referente para todas las adolescentes que han leído y visto las películas de Crepúsculo, cintas con una marcada manipulación a favor de la virginidad, en contra del aborto y la idealización de la belleza y el amor, parece más cómoda al decir que le gustaría “teletransportarse” de tener algún poder y que está muy orgullosa de haber trabajado con Walter Salles en la película On the Road, que presentará en Cannes 2012.

On the Road fue uno de mis primeros libros favoritos (escrito por Jack Kerouac); Walter es un director maravilloso, me sentí liberada al hacer esa película, de repente me preguntaba, ‘como actriz, ¿cómo es que llegué a este punto’”, dice mientras marca con sus pequeñas manos puntos en el aire para mostrar su evolución.

“Blancanieves” es su nuevo personaje en Blancanieves y el cazador, una película de la que le gustó, sobre todo, cuando la chica cobra carácter; confiesa que vio la película de Disney de niña, “aunque no es un recuerdo particular”, volvió a verla cuando se preparaba para interpretarla. “No fue difícil entenderla, es un personaje compasivo, se hace fuerte conforme avanza la película”.

Stewart proyecta una fragilidad muy grande en la habitación, está sentada dándole la espalda a un costado de la Torre Mayor que se mira por la ventana, evita un poco las miradas, dice de su príncipe azul: “aunque no existen los príncipes ni las princesas a mí me gusta alguien que sea un líder, alguien que sea un poco como un rey”, alguien que la proteja, quizá.

Stewart apoya la personalidad de “Bella”, y su “Blancanieves”, un tanto inexpresiva, y contradice su imagen inaccesible, no es la mejor actriz de Hollywood pero su reinado amenaza con extenderse en la nueva franquicia de cuento de hadas que desea la industria cuando Crepúsculo apague sus luces a finales del 2012.

carlos rodríguez / esmas cine

Conoce todas las imágenes de Kristen Stewart en México 

Sigue toda la información del mundo del cine en Esmas 

 

 

¿Todo aquel que trae una cámara es reportero?

Ricardo Escobar

 

¿Todo aquel que trae una cámara es reportero?

Pregunto esto porque tal parece que hoy todo aquel que trae una cámara de fotos o de video en su celular se cree reportero. Y déjeme decirle que está muy lejos de serlo. Para ser un reportero, y de los buenos, se necesita ir a la Universidad, cursar más de 57 asignaturas y después entrar al campo y practicar. Aprender de ensayo y error.

Además, existe una asignatura que es básica y se llama Ética. ¿Por qué digo todo esto?, por la última polémica en la que se vio envuelta Lucía Méndez cuando fue  grabada en un salón de belleza por un estilista, que seguramente después vendió el video.

Sigue leyendo

Confesiones de una reportera

Dioni González

 

Ya llevamos varios años compartiendo este espacio. Hemos hablando de muchos temas y muchas personas del medio del entretenimiento, pero hoy creo que vale la pena escribir y decirles de mí. Cosas que me preguntan  y quizás les parece raro, pero así es.

Confieso que sí soy una persona informada, pero no chismosa, ni en mi trabajo, ni en mi vida personal. Incluso ¿saben? Soy un poco despistada, no pongo mucha atención a lo que hacen o visten los demás.

Sigue leyendo

'Rob', el triunfo de Eugenio Derbez

Víctor Tolosa

Es doloroso ver como algunos medios de comunicación disfrutan el ver o enterarse que alguno de nuestros compatriotas tuvo un percance. Y con esto me refiero al programa de Rob, que se realizaba en los Estados Unidos, el cual era escrito, dirigido y producido por Rob Schneider.

Déjeme decirle que el programa entró fuerte y se mantuvo en un buen nivel de audiencia, si no el mismo con el que empezó, pero se mantuvo bien. En este participaba uno de nuestros grandes comediantes, Eugenio Derbez.

Sigue leyendo

Lo excelente, lo bueno y lo peor del Espectáculo

Ricardo Escobar

 

Empecemos por lo excelente. ¡Qué gusto tener en México esta semana a dos presencias internacionales con distintos perfiles y trayectorias! Pero los dos grandes, me refiero a Paul McCartney y a Bob Dylan.

McCartney como siempre mostró su calidad humana,  se mostró sencillo, amable, fraterno con sus seguidores mexicanos.

Sigue leyendo