Esas son mujeres y no pedazos de calzón

Por: Víctor Tolosa

Así como dirían en mi tierra: Esas son mujeres y no pedazos de calzón. Y me refiero a dos grandes de la canción, de quienes deberíamos de aprender su fortaleza y garra para defenderse ante las adversidades de la vida: Gloria Trevi y Jenni Rivera. Las dos mujeres han demostrado que ante cualquier problema ellas pueden salir triunfantes.

Hace unos días, Gloria, bajando del avión en Laredo, Texas, fue recibida por personal de la corte para entregarle un citatorio de demanda por un millón de dólares que una persona le interpuso por haber sido golpeado por un elemento de su seguridad, que hay que dejar en claro que cuando un artista se presenta en cualquier parte del extranjero la seguridad se la proporciona el empresario que la contrata, ella no puede llevar su seguridad.

Sin embargo, el demandante la acusa a ella de este mal, pero Gloria, confiada en la justicia, aceptó enfrentar esta demanda de la mejor manera posible. Seguro que las leyes del hombre y de Dios serán quienes definan el futuro de la cantante y el de los abusadores, trepadores y oportunistas ya la vida se encargará.

Por otro lado, mis respetos para Jenni Rivera, quien ha llevado una vida fuerte en cuestiones del corazón, pero siempre sacando a su familia adelante. Ahora se enfrenta a otra pena, la  separación de Esteban Loaiza, su esposo desde hace 4 años.

Ella como una gran mujer, como La gran señora que es, no habló en su momento, esperó, le dio el tiempo suficiente para cerrar la herida y así segura enfrentar cualquier pregunta que le hiciera cualquier medio de comunicación.

Rivera finalmente habló y fue contundente, no quiere explicar lo que descubrió de él, ni mucho menos comentarlo, nunca dirá los motivos de su separación y sólo dijo: “Después de haber estado casada muy ilusionada, no es bueno, ni honrado, ni es propio que diga las cosas que sucedieron, porque él se va a ver muy mal y yo no quiero eso.”

Después de esto, sólo me queda decir que estas son las mujeres que necesitamos, con agallas, fuertes, vivas, defensoras de sus pensamientos, de su trabajo y más aún de su amor propio.

¿O usted qué opina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s