¡Hasta siempre Jenni y Arturo!

Víctor Tolosa

Por: Víctor Tolosa

Qué difícil es hablar de la muerte y más cuando ésta se lleva a dos grandes amigos de un golpe. Sí, así es, el pasado domingo desde muy temprana hora empezó a circular, primero por las redes sociales, que el avión donde viajaba Jenni Rivera de Monterrey a Toluca estaba perdido.

Lo primero que pensé fue que todo era un falso rumor, ya sabe los seres oscuros que sólo viven de molestar a los demás. Las noticias se fueron intensificando, hasta que en la televisión se empezó a difundir lo de la caída del Lear Jet en el que viajaba la cantante.

Posteriormente y de acuerdo a las investigaciones de las autoridades se confirmó que el avión donde Jenni Rivera viajaba con 6 acompañantes se desplomó. Más tarde se supieron los nombres de los acompañantesy mi mayor pesar fue el escuchar el nombre de un gran amigo y que era, desde hace mucho tiempo, publirrelacionista de la Diva de la Banda: Arturo Rivera.

¡No lo podía creer! Dos amigos de un solo golpe, dos personas que conocía y que quería con gran cariño, se me habían ido. A Arturo Rivera lo conocía desde hace muchos años, compañero primero en el medio de reportero y después como publirrelacionista de varios artistas como: Pepe Aguilar, Tito El Bambino, La Banda de El Recodo, entre otros más.

La unión laboral y amistosa de Jenni y Arturo fue como la explosión de las dos personalidades, ya que les puedo decir que los dos eran dinamita, explosivos, chambeadores ahora sí que hasta la muerte. Murieron haciendo lo que más les gustaba: cerrando un concierto fenomenal en donde La Gran Señora había deleitado a alrededor de 15 mil personas en la Arena Monterrey, por cómo se veían en las últimas fotos, sonrientes y felices, con la satisfacción del deber cumplido.

Hoy ya no están los dos, hoy ya emprendieron el viaje eterno, el viaje a la otra dimensión. Se fueron todos juntos para seguir la función, solo que ahora serán otros los que los admiren por su talento. Se nos fueron los dos grandes amigos. Hoy Jenni, La Gran Señora, La Diva de la Banda, es leyenda.

Mi querido Arturo Rivera hoy es un ejemplo para muchos de cómo se debe manejar a la prensa con los artistas, con educación, con respeto y con el cariño que él sólo sabía dar a cada uno de los representantes de los medios de comunicación.

¡Descansen en Paz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s