Hard Candy, la venganza de Caperucita roja…

juan correct

Desde la butaca…

Por: Juan Manuel González Hernández.

La primera vez que me invitaron a ver la obra de teatro Hard candy fue durante su estreno y decliné porque preferí hacerlo cuando el montaje estuviera más corrido, más trabajado por sus actores… Y valió la pena.

Esta es la historia de una joven de dieciséis años que investiga a Jeff, un pederasta, logra contactarlo a través de un chat, y provoca un encuentro con él para someterlo a una castración psicológica en venganza por todas las chicas de las que abusó sexualmente.

El tema es muy duro, evidentemente, algo poco recurrente en la escena mexicana y que revela esos otros usos de las redes sociales, por los cuales algunos enfermos sexuales contactan jóvenes para satisfacerse.

Tessa Ia, actriz que da vida a Hayley, protagonista de la historia, se convierte en escena en algo así como una caperucita roja pero alejada del cuento de hadas, pues en esta versión contemporánea la joven se revela y somete al lobo, un cazador de adolescentes cibernético, haciéndolo sufrir con maestría.

Es de mencionar el humor negro que se presenta a lo largo de la trama, que provoca la risa nerviosa del público.

Hard candy es la versión teatral de la película que lleva el mismo nombre, protagonizada por Ellen Page y Patrick Wilson. Ahí, Hayley hace creer a Jeff que lo está castrando poniéndole un video. Esta es una escena que, en lo personal, tenía ganas de ver cómo lo resolvían en teatro sus directores Anilú Pardo y Mario Mandujano; y la sencillez con que lo hicieron me convenció, no les digo de qué manera porque es mejor presenciarla.

En lo visual, destaca el trabajo de Mario Mandujano, Jesús Hernández y Alfredo García, pues para contar esta historia utilizaron recursos multimedia, proyectando breves escenas videograbadas para pasar de un acto a otro, además de usar el ciclorama como pantalla donde lo mismo recreó una cafetería que las paredes de un departamento con cuadros fotográficos, uno de ellos con movimiento.

Un detalle nada más, estoy de acuerdo que en la obra se haya respetado la versión original en cuanto a su desarrollo en la Unión Americana, los nombres de los protagonistas (Hayley y Jeff), entre otros aspectos, pero en ocasiones el lenguaje se vuelve muy mexicano pues, por ejemplo, por ahí se deja escapar un bote refiriéndose a la cárcel.

No sé si Brian Nelson, autor de este guión, haya quedado satisfecho por el resultado de su historia en la escena mexicana cuando asistió al estreno, porque sí confesó tener grandes expectativas, pues es la primera vez que Hard candy se presenta en un escenario teatral en todo el Continente Americano, ¡vaya!, ni siquiera en Estados Unidos o Canadá se ha hecho una adaptación de esta historia.

A Hard candy le restan tres semanas más en cartelera, con funciones los viernes, sábados y domingos.

Esto fue lo que aprecié este fin de semana Desde la butaca…, si quieren estar en contacto para hacer comentarios y sugerencias escríbanme al twitter: @JuanManuelGH.

Un pensamiento en “Hard Candy, la venganza de Caperucita roja…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s