Altos vuelos…

Image (1) ricardo-escobar-370x270.jpg for post 881

Por: Ricardo Escobar.

¡Hablemos de altos vuelos! ¿Quién no ha soñado o deseado algo así? Sin embargo, no todos lo logran. En esta carrera (la artística), se necesita disciplina, paciencia, excelente dominio en las relaciones sociales y contactos; pues parece que la que va por muy buen camino de emprender el vuelo es Danna Paola y yo les dije que  dentro de unos días daríamos la noticia.

Pues bien, Danna Paola logró protagonizar en México la obra Wicked.

Después de audicionar y pasar varias pruebas, consiguió ganar el papel; tarea nada sencilla, la joven tuvo que demostrar que podía cantar y volar por los aires, colgada de un arnés, y además, haciendo un equilibrio con una escoba.

Danna Paola tendrá que someterse a un riguroso proceso de caracterización con un acabado con pintura en color verde, que cambiará la tonalidad de su piel para dar la sensación de que es una bruja real.

La semana pasada, la jovencita que yo conocí niña, viajó junto con su equipo a Nueva York, donde se reunió con todas las demás jovencitas que han protagonizado esta puesta en escena en distintos países, como Alemania, Francia y Japón. México estaría representado por Danna Paola.

Hay que decirlo: mucho de estos logros se deben gracias al trabajo de un gran publicista y representante, me refiero a Marat.

Marat ha estado con Danna Paola desde que era una niña, le enseñó la disciplina de cumplir con sus compromisos, de aprender a tratar con respeto a la prensa, de aprenderse los nombres de los reporteros que la entrevistaban, agradecer las atenciones y cada vez que las puertas se abrían.

Marat, en mucho, ha contribuido a que Danna Paola emprenda el vuelo a una carrera internacional. Espero que jamás lo olvide esta joven actriz y cantante y que agradezca el esfuerzo entregado.

Desde aquí le mando un fuerte abrazo a Danna Paola, la felicito y le deseo mucho éxito, deseando que siempre se mantenga en el centro del equilibrio. ¡Éxito Danna Paola, mucho éxito!

Salma Hayek y sus altos vuelos

Vaya polémica la que levantó Salma Hayek esta semana ¿Qué paso? Pues en esta ocasión, Salma se presentó en un programa con audiencia internacional y demostró actitudes muy distintas para interpretar el himno de su patria, México, y el himno de Estados Unidos.

Para el primero, bastó sólo una estrofa, mal dicha, para concluir con la palabra: “suficiente”.  La actriz jamás se levantó de su lugar en señal de respeto y se notó que tuvo problemas para recordar la letra del himno mexicano.

Sin embargo, cuando le pidieron que interpretará una estrofa del himno de Estados Unidos, la actitud fue completamente distinta, inmediatamente se levantó, se puso la mano en el pecho y dijo que el corazón se le iba a salir del vestido.

Hayek interpretó el himno estadounidense a la perfección y con gran sentimiento. ¿No se dio cuenta del poco tacto que mostró al desdeñar al himno de su país, México, con una conducta tan distinta? Por supuesto que se dio cuenta, pero ¿les digo algo?, es lo que menos le importa.

Salma fue inteligente desde muy joven, supo hacer una telenovela, Teresa, y entrar por la puerta grande, de protagonista.

Supo llegar a Hollywood y escaló para lograr un lugar en esta difícil industria. No fijó su atención en cualquier hombre, sino en un empresario millonario conocido a nivel mundial.

Salma ha logrado alcanzar distintos objetivos en su carrera, y este poco tacto para su tierra, sus raíces, por supuesto que  lo sabe, pero no le importa. Debería importarle, aunque no es así, ¿por qué?, porque demostraría en ella, la madurez de aceptar de dónde viene, cuál es su origen y la colocaría en  un centro medio de equilibrio.

Ya vemos que no es así, a muchos mexicanos que la admiran, les duele este desdén y forma de ser para con su pueblo y sus tradiciones.

¿Les digo la verdad?: creo que sólo ella pagará por su conducta. En esta vida todo pasa factura. Creo que son detalles que por imagen pública debería de cuidar, tanto ella, como su equipo, porque la tierra, la gente, el origen, jamás se borran, y tarde o temprano uno regresa al lugarde donde surgió. Tarde o temprano se demuestra que la familia es la familia y tiene un lugar en nuestros corazones y en nuestra mente.

Y creo que más bello es regresar a tu tierra y ver a tu gente orgullosa de tus logros, que regresar a tu país y encontrar lo contrario.

La vida suena como las campanas dan-darán, dan-darán. Lo que des en el vida, eso vas a cosechar. Seamos generosos, amemos nuestros orígenes, nuestra cultura y tradiciones, amamos a nuestra gente, y ellos jamás se olvidarán de nosotros.

Nos encontramos dentro de una semana, con un nuevo tema en el mundo de espectáculo. ¡Excelente inicio de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s