¡Aprender a no juzgar!

Image (1) ricardo-escobar-370x270.jpg for post 881

Por: Ricardo Escobar.

Los saludo con mucho gusto, siempre es un placer encontrarme con ustedes en este espacio, porque hay  tantos temas en esta carrera, El Periodismo, que todos los días se aprende. Y sobre todo que intercambiar ideas y comentarios con ustedes me nutre mucho.

Pues, le comparto que hace mucho tiempo atrás aprendí a no creerme el juez del mundo cuando realizo una entrevista, y es que, no sé ustedes, pero yo miro a mi alrededor y me encuentro con decenas de colegas que se creen jueces del mundo y al hacer una entrevista, recriminan, señalan y apuntan a su entrevistado.

¿Quiénes somos para juzgar a los demás? Simplemente no tenemos ese derecho. Debemos de formular las preguntas necesarias de interés para el público, pero debemos  quitarnos todos los elementos de juicio de valor.

Fíjense que es riquísimo trabajar de esta manera el género de la entrevista, sin ser juez del mundo. Así trabaje este fin de semana con una entrevista en exclusiva que le realicé a Jerry Bazúa, joven que ha saltado a la popularidad, primero porque fue participante de La Voz México 2, y después porque se le ha relacionado con la cantante Paulina Rubio.

Tras la publicación de unas fotografías donde se ve a Paulina Rubio abrazada y besando a Jerry Bazúa, el joven ha sido perseguido por todos los medios. Más todavía después de un fuerte rumor que asegura que Paulina Rubio está esperando un bebé. Y más controversia se ha dado porque Jerry es aún un hombre casado.

El panorama para una plática con todas estas características estaba difícil; sin embargo, puse en marcha lo que aprendí hace años y les puede decir que Gerardo Bazúa habló de todo, fluyó la conversación de manera dinámica.

Traté por todos los medios de no molestar o herir, simplemente investigar y tratar al entrevistado como un ser humano que jamás se sintiera en un interrogatorio.

A mí, este método siempre me ha funcionado. Jerry habló de todo: aceptó los hechos, dijo que en las fotos los habían captado a él y a Paulina Rubio, que su corazón estaba de un rojo intenso y que tenía dos hijos, y no quería más.

Esto lo aprendí hace muchos años y lo reafirmé cuando Mara Patricia Castañeda se sentó a entrevistar a Tiziano Ferro, después de que éste había declarado que las mexicanas eran feas y bigotonas.

Mara formuló preguntas agudas, pero jamás lo juzgó. Algunos calificaron la entrevista como tibia, pero ella jamás tomó el papel del juez. Años después, el joven se declaró homosexual, y al revisar el material de archivo, descubrí que Mara le había hecho la pregunta, pero nunca la hizo en forma agresiva o hiriente. La entrevista funcionó en su momento y después de éste.

Lo mismo sucedió cuando Mara Patricia Castañeda entrevistó a Kalimba, acusado de abusar sexualmente de una menor edad. La plática con el cantante fue un encuentro muy humano donde la energía y los sentimientos fluyeron.

Ahora encontramos a decenas de reporteros y comunicadores que se creen con ese derecho a juzgar, y miren que son los jueces más severos. ¡Regresemos a los elementos básicos! ¡Aprendamos a no juzgar! ¿No creen?

Les mando un fuerte abrazo y recuerden que podemos estar en contacto a través de twitter: @ricardojescobar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s