Superhéroes en pugna, el peso de la fama

ricardo-escobar-370x270_2(1)

Desde la butaca

Por: Juan Manuel González Hernández

Cuando me invitaron a ver esta obra, por el título me di cuenta que iba a ser una trama nada pretenciosa y relajada. Así fue.

De la pluma y dirección de Fausto Alatorre, se presenta en el Teatro de la Comedia la historia de cuatro superhéroes que caen en la trampa de un villano llamado Panzón. Pero resulta que el enemigo a vencer no es tal villano sino su propio sobrepeso, pues la inactividad a la que se han acostumbrado con el paso de los años los ha convertido en personajes obsoletos y obesos.

Así, vemos en escena a Fatman, Gordin, Halk y el único que se ha mantenido en forma que es Súperfan. Estos cuatro personajes son vigilados en un calabozo por una empleada doméstica que se hace llamar Mujer Marranilla. También, encontramos tres personajes más, dos de ellas dan vida a la cándida Maravilla de Mujer y otra a la sensual Raptúbela.

Con un tono de farsa, los personajes se enfrascan en una serie de discusiones que ponen en evidencia sus limitaciones físicas y emocionales para enfrentar a sus enemigos. Los diálogos no son nada complejos, pues se remiten a dimes y diretes entre los superhéroes, criticando su sobrepeso, su vanidad o sus gustos musicales.

El trabajo actoral se reconoce, pues el elenco sabe que es una comedia ligera y así lo juega en el escenario, explotando las cualidades o defectos de su personaje, aunque en ocasiones llegan a clichés que cansan un poco.

Si bien la obra se desarrolla en torno a los cuatro superhéroes y su celadora Mujer Marranilla, la aparición de Raptúbela y el juego de las dos Maravilla de Mujer (cuyas actrices sorprenden con su parecido físico) refrescan el desarrollo de la trama.

En cuestiones técnicas, estoy de acuerdo en que es una farsa lo que se representa, pero la escenografía se ve pobre, así como la iluminación y el audio no son de la mejor calidad, cuestiones que seguramente se irán puliendo a lo largo de la temporada.

La historia se desarrolla en dos actos, el primero de ellos se hace largo, pero considero que sintetizando algunas escenas y diálogos pueden darle mayor ritmo a la obra.

Por el contenido de los mensajes y la forma en que se plantean, Superhéroes en pugna la puedo considerar una puesta en escena dirigida al público juvenil, que busca un momento de diversión y entretenimiento con una versión de personajes totalmente alejados de los comics y sus versiones en películas de acción.

Espero sus comentarios aquí o en Twitter @JuanManuelGH . Nos encontramos la próxima semana, con más de lo que se ve en teatro… Desde la butaca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s