El cartero, las palabras como seducción

ricardo-escobar-370x270_2(1)

Desde la butaca…

Por: Juan Manuel González Hernández.

La seducción de las palabras, así podría describir la obra de teatro El cartero. Y es que en escena se representa la historia de amor que surge en Mario, quien tiene como aliadas a las palabras, con las cuales crea metáforas y con ellas cautiva el oído, la imaginación y sentimientos de Beatriz.

El maestro de este joven cartero es ni más ni menos que el poeta chileno Pablo Neruda, un hombre que busca la soledad de una isla para alejarse del ruido político y social de su tiempo.

Basada en la novela Ardiente paciencia, de Antonio Skármeta, esta obra también es una crítica al amor ideal, pues el personaje de Rosa, madre de Beatriz, busca una relación basada en realidades para la joven.

Creo que una de las condiciones por las cuales este montaje lleva un año en cartelera es que no es pretencioso, cuenta la historia rosa tal cual y envuelve al público en un estado de pasividad y/o enamoramiento por la vida, la naturaleza y por el ser amado.

Así, esta historia se aleja del caos citadino moderno, los conflictos de la puesta se resuelven sin gritos ni peleas, y esa misma suavidad que permea la mayor parte de la trama hace que el final cale más fuerte en el espectador.

Actualmente, el reparto está conformado por Ignacio López Tarso, quien se gana la ovación del público en cada una de sus presentaciones por el trabajo tan natural con que presenta a su Pablo Neruda; Helena Rojo, en el personaje de Rosa, que vive esa dualidad de ser realista pero con un poco de ilusión.

Erick Elías se desprende del estereotipo de conquistador en televisión, para recrear a un inocente y tímido Mario, el cartero. Mientras que Sofía Castro sigue descubriendo esa candidez y dulce coquetería de la enamorada Beatriz.

En cuanto a elementos técnicos, la escenografía está diseñada para que en momentos sea la fachada de la casa de Neruda y de pronto se gira para mostrarnos el interior de la casa y restaurante de Rosa y su hija. Mientras que el diseño de iluminación da ese cálido y romántico toque de luz al atardecer.

Ignacio López Tarso reveló que se siente tan a gusto con esta obra, con este personaje, que podría darle vida de manera indefinida, pues goza cada vez que declama las obras del poeta chileno.

Por cierto, Elías se desprende poco a poco de este personaje, pues ahora solamente dará las funciones en provincia para ceder la estafeta a Ernesto D´Alessio en la Ciudad de México.

No sé si le pasa a todos lo que han ido a ver la obra, pero al salir me dieron ganas de escribir aunque sea una frase, una metáfora, dedicada al amor, como si fuera este un viento que a veces es cálido y abraza tiernamente y otras tan frío que cala en los huesos.

El cartero, obra dirigida por Salvador Garcini, se presenta de viernes a domingo en el Teatro Libanés.

Espero sus comentarios aquí o en twitter: @JuanManuelGH. Nos encontramos la próxima semana con más de lo que se ve en teatro… Desde la butaca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s