Con todo Quiero amarte

Image (1) dioni_glez_blog.jpg for post 1131

Por: Dioni González

A fuego lento se fueron cocinando las situaciones en la telenovela Quiero amarte. En estos momentos la historia que produce Carlos Moreno está hirviendo. De entrada la situación entre los protagonistas Amaya (Karyme Lozano) y Max (Cristián de la Fuente) tiene altas fibras de tensión, es ese amor que está ahí, que quiere reventar y no puede, que como si fuera una olla exprés, tiene un tapón que no lo deja salir y lo hace más potente, con esa bomba de sentimientos, de conflictos que desbordan los lazos y situaciones de sus respectivas parejas.

Ahí entra Constanza (Adriana Louvier) que transmite a la perfección ese torbellino en el que a veces se mete el corazón, el debatir entre el hombre que siempre vio como su futuro feliz y el brote inesperado, ese instante en el que el rostro del mejor amigo se transforma en algo superior.

Y luego la reina y el príncipe de hielo, Doña Lucrecia y César Montesinos: el odio, el suspenso, mentiras, el lado truculento de una madre y un hijo que en cada escena nos dejan con un impacto inexplicable. ¿Es el amor de la sangre o el poder y la avaricia? Lo que están logrando Diana Bracho y Flavio Medina es un dulce para la pantalla.

Lo que está sucediendo en la finca El paraíso es apasionante. Don Mauro (José Elías Moreno) con una tensión tan grande, una mezcla de tristeza y esperanza, un hombre invadido por la incertidumbre, por el deseo de encontrar al amor de su vida, que no sabe si existe todavía o no y que por si fuera poco el sufrimiento de ese debate de esperanza y derrota, ve como una fantasía inexplicable de la vida real,  que su propio hijo Maximiliano en esas mismas tierras cafetaleras emane y repita la historia de amor justamente con la hija de la mujer que lo marcó.

La presencia malévola y dominante de Ulises, (Diego Amozurrutia, firme aparición como actor en modalidad de villano) terrateniente que va por todas a cualquier precio no solo en cuestiones de tierras, sino también de mujeres.

En ese mismo paraíso de aroma y sabor, hay una pareja joven que cautiva, el sentimiento fresco, de mariposas en el estomago, Iván Fonseca y Mariana. (Andrés Mercado y Renatta Notni, que seguramente en un futuro no muy lejano serán protagonistas de telenovela).

La intensidad que va cargando Juliana, la mayor y primogénita de la familia Montesinos ya también tomó fuerza, tomó pista y carrera.

Quiero amarte tomó posición, cada personaje, cada historia, con la intensidad que guarda ese fruto rojo que guarda las semillas que brotan y se convierten en una explosión de gusto, sabor e intensidad como es el café.

Y de este blog sin duda habrá segunda parte porque me faltó mucho por comentar.

Gracias por compartir estas letras y espacio, dejo mi Twitter para estar en contacto: @Dioni_Gonzalez.

2 pensamientos en “Con todo Quiero amarte

  1. hay situaciones que son iguales a la otra telenovela, el personaje de César es igual solo que ahora de ciudad pero es idéntico, perverso psicópata ahhhhh y todo descubre el les digo mucha similitud, sólo espero que no exista una violación para el personaje de Mariana porfa esmerense nos merecemos más

  2. Te cuento Dioni, que en Argentina recien estamos comenzando a ver la novela y me cuesta un poco ver a Cristian sin Silvia Navarro a su lado (100% quìmica), pero en fin.. el argumento parece interesante. Vamos a ver de que se trata-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s