“Antes te gustaba la lluvia”, It must be so…

ricardo-escobar-370x270_2(1)

Desde la butaca…

Por: Juan Manuel González Hernández.

Tres regresos al escenario enmarcados por un prolongado aplauso del público, fue la recompensa al trabajo actoral de Arcelia Ramírez y Juan Manuel Bernal, al término de la obra “Antes te gustaba la lluvia”.

A la salida del teatro una mujer comentó: “Cómo es que dos cabrones actores logran llenar un foro con su talento”. Coincido con ella.

De la autoría de Lot Vekemans, dramaturga holandesa, “Antes te gustaba la lluvia” es una historia de amor, sí, de amor pero no rosa sino un amor más hondo, que cala no por compartir el placer sino por la empatía del dolor entre sus personajes.

Un largo muro gris, frío, haciendo juego con el clima lluvioso de la tarde, es el escenario donde una pareja, separada desde hace nueve años, se reencuentra y se va desprendiendo de su falsa civilidad para explotar la emoción, partiendo de ese umbral del dolor, traduciéndolo en mentira, reclamo, duda, ironía, revelaciones, compasión y autocompasión, tras el duelo de haber perdido a un hijo.

Este trago amargo lo experimentan algunas parejas; no todas logran sobreponerse. Los protagonistas de esta historia están en ese proceso, una larga pena de la que ella no puede salir y de la que él está escapando emocional y físicamente. Por momentos parece que están en competencia para ver quién siente más esta pérdida.

Es así como Arcelia Ramírez y Juan Manuel Bernal demuestran su enorme calidad interpretativa y por qué son, a mi parecer, de los mejores actores de su generación. Dejan fluir los sentimientos de sus personajes de manera tan honesta que logran conmocionar al público, hacerlo partícipe de la pena de sus personajes.

LOGRAN CONMOVER AL PÚBLICO HASTA LAS LÁGRIMAS

Confieso que por la intensidad, energía y entrega que surge del escenario, hay momentos en que las lágrimas brotan no sólo en escena sino también entre los asistentes. Y eso, pocos lo logran.

La dirección de Hugo Arrevillaga es limpia; justifica cada acción de los actores en escena, los lleva de un lado a otro en ese breve pasillo hasta provocar en ellos la desesperación que desemboca en un clímax intenso y verdadero.

“Antes te gustaba la lluvia”, no necesita ni siquiera de música ambiental para contarse. El texto y la creación escénica lo justifican todo.

Un fragmento de “It must be so”, (“Tiene que ser así”), uno de los temas musicales de la opereta cómica “Candide”, es el cierre de   esta obra, que si bien habla de desventuras, considero que en este montaje adquiere un significado más profundo.

No es necesario ser padre ni haber perdido a un hijo para sentir esta historia, pues las pérdidas de seres queridos todos las hemos experimentado; y cada uno de nosotros decide si quedarse en el duelo eterno o buscar una salida a este penar, aunque sepamos que este dolor permanecerá tatuado en nuestra vida.

“Antes te gustaba la lluvia” se presenta de viernes a domingo en el Foro Shakespeare, en la colonia Condesa. En verdad no dejen pasar la oportunidad de verla; vale mucho la pena.

Espero sus comentarios aquí o en twitter @JuanManuelGH. Ya lo saben, nos encontramos la próxima semana con más de lo que se ve en teatro… “Desde la butaca”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s