Ocho Apellidos Vascos… La película de esta semana.

REYES

Por: Omar Reyes.

Todo un éxito en España.

Si bien las películas con historias regionales, con modismos y chistes locales, llevan un gran riesgo al estrenarlas fuera de su lugar de origen, en la actualidad, al parecer, es una  fórmula que ha funcionado perfecto en taquilla.

Dos ejemplos. Nosotros los nobles (claro, con su respectiva adaptación)  es una película con un lenguaje muy citadino, muy del México “moderno” en el que imperan las lobukis, los mirreyes, los papaloys, que fue un éxito aquí y allá las fronteras.

El segundo y tema de esta columna es Ocho Apellidos Vascos, romance a la española.  Una película de Emilio Martínez-Lázaro que se estrena hoy jueves en nuestro país, aunque con muy pocas copias (40) pero dicen que de lo bueno, poco.

Narra la vida de Rafael y Amaia, dos jóvenes que se conocen en circunstancias fortuitas, ninguno de los dos se imagina lo que pasará esa noche en un bar sevillano.

Tras una discusión sobre los chistes  misóginos que éste comenta, ambos pasan la noche juntos, pero es Rafael quien queda totalmente encantado con esta chica de origen vasco, que huye con su intimidad intacta pero con un detalle en el olvido, su bolso.

De esta manera Rafa, el engominado, decide  ir a Argoitia con el pretexto de regresarle el bolso, pero lo que no sabe es que esa encantadora mujer que conoció no es la misma. Amaia ha sido plantada a unos días de llegar al altar pero nadie lo sabe, y sus divorciados padres, tampoco.

Después de sufrir el rechazo más contundente, y en otro idioma, Rafa opta por regresar a la Andalucía de su  corazón, no sin antes pisar la cárcel, convertirse en líder de un movimiento euskera, cambiar de look, encontrar una madre postiza, y mentar los apellidos vascos que ha escuchado en su vida frente a un pescador mal encarado.

Este filme que se estrenó en marzo pasado en España y es el mayor éxito actualmente superando a títulos como, Los Otros, de Alejandro AmenábarLo Imposible de J.A. Bayona, Volver de Pedro Almodóvar, e incluso al alabado Laberinto del Fauno, de Guillermo del Toro.

Logró un récord de 6.5 millones de espectadores, y 55 millones de euros.  Superó por mucho en taquilla a estrenos de Hollywood, como El Hombre Araña, Capitán América y El Soldado de Invierno.

Ocho Apellidos Vascos no peca de pretenciosa, al contrario, en su sencillez, encuentra la conexión entre personajes y espectador.

En su primera vez como actor, el comediante Dani Rovira convence al interpretar a ese sevillano ingenuo, de corazón noble, mientras que la experimentada madrileña Clara Lago, confirma su versatilidad para actuar.

Ambos lograron una sinergia con la trama, con sus personajes, en una película que tiene por momentos las vistas más espectaculares de Euskadi, otro protagonista silente de este bien retratado conflicto vasco-andaluz.

Mención aparte son los actores de reparto (en los que se apoyan los protas), como Carmen Machi y Karra Elejalde.

El punto débil se encuentra precisamente en el final pero pecata minuta; A parte del buen sabor de boca que me dejo, pensé, ¿cómo serían los chilpas hijos de esta singular pareja, que parece que cada vez que discuten, terminan en la cama?

A propósito, este miércoles el alcalde de Sevilla, España, confirmó la secuela de Ocho Apellidos Vascos, esto tras recibir al equipo de productores. La película más taquillera del cine español dejó la vara alta, veremos si rompe el esquema de que segundas partes nunca fueron buenas.

Nos leemos en @_omarreyes_  y nos vemos en ForoTv, en Sábados de Foro, de 9 a 11am. Sigue lo mejor del espectáculo en Ftv_Glitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s