Los Indestructibles 3… súperhéroes de acción

REYES

Por: Omar Reyes

Dicen que la tercera es la vencida, pero no será el caso de estos ‘muchachitos’ con su líder a cargo, el otro ‘jovenazo’ Sly Stallone. Creo que habrá una cuarta parte.

Los Indestructibles 3  son balas, explosiones, peleas bien montadas, persecuciones, acrobacias, complots, músculos, testosterona, una edición vertiginosa y todo aquello que ya vimos en las dos anteriores, y que también cuenta con un par de chistes misóginos, así que chicas absténganse de ofenderse, al final de cuentas se trata de un yunta de mercenarios sin escrúpulos. ¿Qué puedes esperar?

Sylvester Stallone no descubre el hilo negro de esta película de acción de casi dos horas de duración, plantea una trama de traición dentro del seno la empresa llamada The Expendables, y le agrega una ecuación de edad, sus compañeros son mayores. Renovarse o Morir.

Barney no puede cumplir con la tarea que la CIA le ha encomendado. César es herido por alguien a quien daba por muerto, su ex amigo y ex socio, Conrad Stonebanks. Por primera vez la idea del retiro  vuela como zopilote alrededor de su cabeza.

Ross  ve reflejada su frustración en sus colegas, Christmas, Gunner, Toll Road  y el Doc, un resucitado Wesley Snipes, al que hacen mofa en la película al rescatarlo de prisión por evasión de impuestos (Ja, la ondita este dude).

Con la ayuda de Bonaparte, “el gerente de recursos humanos” (Kelsey Grammer), el líder de los Indestructibles empieza a reclutar a nuevos pupilos, diestros en tecnología, manejo de armas y saca borrachos.

Pero por si esto no bastara, adivinen,  ¿quién llega  a la escena para ayudar?  El mismísimo Terminator, alias, Arnold Schwarzenneger e Indiana Jones, ‘aka’, Harrison Ford.

Poco después se une el inigualable Gato con botas, ese de Shrek, Antonio Banderas, ¡que tal cual eh!,  que en su personaje no para de hablar y de hablar y de hablar.

Juntos, los viejos y la boyband,  van por la cabeza de Stonebanks, un resucitado Mel Gibson que representa su papel de traficante de armas como un auténtico bad ass. Aplausos para él.

Los Indestructibles 3 no es la mejor película de Stallone ni la peor. Tampoco será el éxito taquillero de este año en la llamada Meca del Cine, de hecho, esta industria vive uno de los peores momentos económicamente hablando de su historia, de ahí que traigan a sus actores a México.

Lo que si te promete y cumple es un rato muy agradable, no da pie a los bostezos y permite la reflexión de varios héroes de acción, esos reales, que no necesitan una capa ni poderes extraordinarios o ser extrovertidos magnates con la capacidad de hacerse de trajes voladores de metal.

Esta saga es un proyecto generacional que está dejando huella en el consumidor tal y como las hechas por el intérprete de Rambo y Rocky.

Sylvester saca el colmillo retorcido que tiene para no depender totalmente de Hollywood, se autoemplea, se financia las películas aprovechando ese imán taquillero que tiene (no por mucho).

Conoce bien el medio, los gustos volátiles del mercado y sabe a quién quiere llegar.

La frase de la película:

Trench (Arnold) a los relegados Indestructibles: “¡Jóvenes, si lo que quieren es meterse en problemas, mejor cásense!”. Y los casados ríen porque saben a que se refiere, jajaja.

Nos leemos en @_OmarReyes_ además todos los sábados de 9 a 11am nos vemos en @FORO_tv  y lo mejor del espectáculo lo encuentras en @Ftv_Glitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s