¿Quién teme a Virginia Woolf?

juan manuel

juan manuel

Desde la butaca…

Por: Juan Manuel González Hernández.

Deliciosamente retorcido, así es el amor entre Martha y Jorge, una pareja adulta que demuestran su afecto con agresiones y que la pareja de actores conformada por Blanca Guerra y Álvaro Guerrero llevan a escena con honestidad, entrega y profesionalismo.

Y es que los experimentados actores explotan sus apellidos para entablar un duelo encarnizado con sus personajes, convirtiéndolos en unos remolinos de emociones, provocando y agrediendo al espectador con sus historias, palabras y acciones, al grado de hacerse repulsivos o llenos de conmiseración.

BLANCA-2

Foto: Cortesía Prensa Danna

Ahora entiendo por qué en 1963 le negaron el Pullitzer a Edward Albee por la obra ¿Quién teme a Virginia Woolf?, al considerarla obscena e indigna. Y es que no es fácil presentar una historia de amor donde en vez de caricias se asestan golpes físicos, psicológicos y emocionales y, ya bajo los influjos del alcohol, no les importa que sea frente a otras personas.

Se puede calificar la puesta en escena como perturbadora, irreverente, agresiva, pero también es atrevida, conmovedora, reflexiva… Una de esas puestas a las que nos tiene acostumbrados el director Daniel Veronese, en esta ocasión teniendo como director residente a Víctor Weinstock, un especialista en la obra de Albee.

QTAVW310

Foto: Cortesía Prensa Danna

La experiencia de vida personal y profesional de Blanca Guerra y Álvaro Guerrero, se complementa con el talento y compromiso de Sergio Bonilla (Nicolás) – a quien por momentos sentí fuera de tono pero al final se pone al nivel -, y Adriana Llabrés (Linda), con un papel de mujer inocente y enfermiza, dando vida a una joven pareja que cae en las fauces de sus tormentosos y atormentados anfitriones, contagiándose por momentos de ellos y revelando también sus bajas pasiones.

Aunque ésta es la versión más actualizada de la obra, hecha por el mismo Edward Albee, se mantienen los elementos estéticos de los años sesentas; así el profesionalismo del elenco y la visión del director se ven resaltados por una escenografía, diseño de iluminación, música y vestuarios sobrios, que reflejan el ocaso y abandono interior de la pareja adulta y una proyección a futuro de los jóvenes.

ALVARO-2

Foto: Cortesía Prensa Danna

Así es como la compañía se ganó un aplauso prolongado, escuchándose entre el público algunos: “bravo”, “hurra”, que hicieron regresar al elenco al escenario, terminada la función.

¿Quién teme a Virginia Woolf? dejó huella en México desde que se presentó por vez primera hace cincuenta años, con Carmen Montejo, quien reconoció que Martha fue el papel más difícil de su carrera. Lo mismo pasa con Blanca Guerra, quien también reveló que este personaje exige demasiado y no es fácil de abordar. Actualmente, la obra se presenta de viernes a domingo en el Foro Cultural Chapultepec.

Espero sus comentarios aquí o en twitter @JuanManuelGH y ya lo saben: nos encontramos la próxima semana con más de lo que se ve en teatro… Desde la butaca.

Un pensamiento en “¿Quién teme a Virginia Woolf?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s