El Justiciero… de Denzel Washington

Omar reyes

Por: Omar Reyes

No es el mejor papel de Denzel Washington debo de decirlo, ni estará nominada a nada (a menos que los Razzies digan otra cosa) y tampoco ganará algo.

No estará en tus favoritas de este año y no creo que la quieras comprar en dvd o blu ray para darla como intercambio en las no muy lejanas fiestas godínez, esas que tienden a sacar lo peor de los oficinistas.

El Justiciero era una propuesta que Todd Black le hizo a Denzel hace mucho tiempo pero solo quedó en una charla de pasillo. Tiempo después el proyecto maduró y le presentó el guión terminado al dos veces ganador del Oscar.

Washington lo revisó con ojo clínico y automáticamente se convirtió en el productor creativo de la historia que tiene su origen en la serie ochentera The Equalizer protagonizada por Edward Woodward.

Decidió dotar de una personalidad misteriosa a Robert Mc Call, un ex agente en retiro que intenta llevar una vida tranquila y alejada de ese pasado que le arrebató a su familia.

Metódico, solitario y reservado en varios temas, Mc Call extrañamente encuentra en la madrugada el mejor momento para estar en paz, en compañía de un té y un libro.

Es precisamente en una de esas noches cuando Robert, de comportamiento maniaco obsesivo por el orden y el control, conoce a una joven prostituta llamada Teri.  Ambos, seres extraños y complejos, se caen bien, se envuelven en una rutina familiar hasta que se rompe por el jefe de una banda de proxenetas rusos a quienes les ofrece una propuesta para que la dejen libre.

A partir de aquí los impulsos que creyó haber enterrado surgen de nueva cuenta y es cuando vemos una de las escenas violentas de la película. Robert Mc Call con habilidad extraordinaria y frialdad ejecuta a cada uno… El problema no termina ahí, apenas comienza.

El Justiciero, sin contar más la trama, ofrece todas las pistas posibles para que el espectador camine con él.

Antoine Fuqua, el director, comete todos los errores de un principiante, y esto no sé si sea a propósito. Lentamente nos lleva al tedio, después a lo obvio y como era de esperarse, nos brinda un final muy predecible.

Sin duda lo mejor de la película es una secuencia de acción dentro del almacén donde trabaja Robert, en la música acompaña cada disparo, explosión y golpe entre El Justiciero y Teddy, el sicario a sueldo que con todo y banda debidamente armada, sucumbe ante el instinto asesino y talento del primero.

Robert Mc Call es capaz (él sólo) de acabar con una red de prostitución y tráfico a nivel mundial sin que por algún momento su vida este al borde de la muerte.

Tiene momentos buenos definitivamente pero son aislados y no salvan a la película. La actuación de Chlöe  Grace Moretz es meramente el gancho para el desarrollo de la historia. Marton Csokas luce como villano pero cuando deseábamos ver una función de golpes entre Teddy y Robert, esta se desvanece inmediatamente.

Pesó más la expectativa por ver a la dupla que un día entregó una cinta como Training Days, que el trabajo en pantalla en esta ocasión. Lástima, será en otra ocasión.

Nos leemos en @_OmarReyes,  y no olvides checar lo mejor del espectáculo en @Ftv_Glitter y nos vemos en FORO_tv todos los sábados por la mañana.

El Justiciero.

Denzel Washington – Robert Mc Call

Chlöe Grace Moretz – Teri

Marton Csokas – Teddy

Director: Antoine Fuqua.

131 Mins

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s